Los Monitores Embarcados son dispositivos que se encargan de recibir en un vehículo concreto de una flota los mensajes que son transmitidos desde una aplicación centralizada (Centro de Control) con instrucciones particulares para su conductor, y cuya finalidad es la interacción en tiempo real con el vehículo para modificar su estado de comportamiento en base a las instrucciones transmitidas. También procesan las respuestas a estos mensajes por parte del conductor.

Vídeo completo disponible en HD en «Documentación y Vídeos»

 

Dispositivos de cabina

En la cabina de los vehículos se instalan unos terminales que están diseñados para la recepción de mensajes desde la aplicación centralizada, incluyendo avisos visuales y sonoros.

Pulse sobre cualquier imagen para ampliar

 

 

Centro de Control de Monitores Embarcados

Es la interfaz de usuario para el envío de mensajes hacia los Monitores Embarcados y la consiguiente recepción de sus respuestas, facilitando el seguimiento de  la comunicación producida.

Pulse sobre la imagen para ampliar

 

Leer más

 

En el diseño de los Monitores Embarcados también está incorporado el envío hacia el Centro de Control de las respuestas de recepción, confirmación o rechazo de los mensajes recibidos. Para ello se ha establecido un protocolo de actuación sencillo que permite realizar un seguimiento de la ejecución de los mensajes cursados desde la base de operaciones sin que los conductores de los vehículos tengan que dejar de prestar atención a la conducción para poder responder, garantizando así su seguridad en todo momento.

La recepción de los mensajes enviados es casi instantánea, por lo que se ofrece al operador del sistema la posibilidad de ejecutar de forma inmediata la toma de decisiones en relación a la flota de vehículos. Mediante el envío de una serie de órdenes concisas a sus conductores es factible optimizar el uso que se hace de los vehículos, adecuar las funciones que deben desempeñar en cada momento o bien obtener la cadencia de paso deseada por puntos específicos de su recorrido.

En una versión avanzada del producto también se incorpora funcionalidad de voz IP (VoIP) para poder hablar desde la base, a través de estos dispositivos, con los conductores de los vehículos que conformen una flota.

Existen dos modos de integración de los módulos en la cabina de los vehículos: instalación en salpicadero y encastre en bahías DIN normalizadas. En ambos formatos, se conectan al sistema eléctrico para poder iniciarse o desconectarse de forma coordinada con el arranque o parada del motor.

Por su parte, el Centro de Control ha sido diseñado para posibilitar que, en caso de necesidad, los mensajes puedan ser enviados simultáneamente a varios vehículos. También se ha contemplado la opción de crear grupos dentro de una flota y enviar mensajes concretos únicamente a todos los integrantes de un grupo particular.

Los mensajes pueden ser de un tipo preestablecido o bien personalizables por el operador de la aplicación en función de las necesidades del momento y el servicio, o de alguna eventual incidencia que se hubiese producido.