Su función principal consiste en detectar el paso de los vehículos de una flota por posiciones concretas de una serie de carreteras a monitorizar, transmitiendo esa información hacia una aplicación centralizada (Centro de Control) que registrará esta actividad, la mostrará sobre una interfaz esquemática de la zona controlada, y comprobará los tiempos de paso por dichas posiciones de los integrantes de la flota supervisada.

Vídeo completo disponible en HD en «Documentación y Vídeos»

 

La interfaz esquemática de esta aplicación, en la que figurarán las carreteras y vías que contenga la zona monitorizada, simplifica la toma de decisiones por parte del operador del sistema quien, en base a la distribución de vehículos que observe en el esquema general, junto con un cuadro de comparativas de tiempos, puede iniciar el conjunto de acciones más adecuadas encaminadas a conseguir la cadencia de paso deseada.

Detección de vehículos

Todos los vehículos de la flota deben incorporar un pequeño emisor que será detectado por los receptores que se instalan en aquellos puntos del recorrido en los que se desea controlar la cadencia de paso.

 

Centro de Control de cadencia de paso

Esta aplicación es la encargada de recibir y procesar toda la información que transmiten los detectores repartidos por las diferentes ubicaciones geográficas. Para facilitar la interpretación de esos datos, sobre un plano de la carretera a monitorizar, realiza en tiempo real una representación esquemática de la localización de los vehículos, basándose en la posición geográfica que ocupan los receptores que los han detectado.

Pulse sobre la imagen para ampliar

 

Leer más

 

Cada vehículo a monitorizar debe utilizar un pequeño dispositivo emisor con su propia alimentación y autónomo, siendo sencilla su instalación. Generará una señal con objeto de poder detectar e identificar de forma inequívoca al vehículo sobre el que se monta.

A su vez, cada punto del trazado de una vía donde se desee controlar el paso de estos vehículos tiene que disponer del correspondiente receptor para captar las señales emitidas por los diferentes emisores instalados en la flota. El conjunto de elementos que conforman un detector se designan por el término baliza fija.

Activado de forma permanente, el receptor efectúa una detección por proximidad de los integrantes de la flota monitorizada que entran en su área de influencia, enviando a la aplicación centralizada Centro de Control los identificadores de los mismos, junto con la fecha y hora del evento.

El Centro de Control incorpora una tabla de cadencias de paso en la que, por cada componente de la flota y cada receptor instalado en las carreteras controladas, existe un cronómetro que regula el tiempo transcurrido desde la última vez que ese vehículo pasó por ese punto y fue detectado. El programa compara el valor temporal de cada cronómetro con la cadencia de paso teórica establecida para ese vehículo en esa ubicación concreta. Cuando se excede dicho valor, se genera una alerta de aviso y, además, se registra la incidencia. Estos cronómetros pueden ser activados para cada vehículo y detector de forma completamente individualizada y son completamente configurables por el usuario.

La aplicación también está diseñada para poder mostrar, si procede, imágenes en tiempo real de las posibles cámaras que se encuentren instaladas en la localizaciones de los detectores, realizando una captura cuando la correspondiente baliza fija haya enviado un mensaje de aviso de paso de uno de los vehículos supervisados.